28.2.14

Me cuesta dormir en la noche, y yo no maté a ningún estudiante. - Can.

Tengo varios días llegándome a la Plaza de la República, observando, sin comentar mucho, pero intentando percibir las realidades que se contraponen en un solo instante.

Veo con desanimo la cantidad de chamos piquito de oro, que tienen excelente liderazgo, pero solo quieren usarlo para posicionarse luego de esta “situación”. Veo también como intentan adueñarse del circo, cuando esto no es un circo, no es una fiesta, sino la posibilidad de salir de una Tiranía que se quitó la careta, y tiene miedo de perder el control y el poder.

Nuestro país está de luto, han muerto jóvenes y no tan jóvenes defendiendo a Venezuela. Les apagaron la vida y los sueños.

…Y sale una convocatoria para el Sábado 01 de marzo para que la gente se vaya “de Carnaval”, a concentrarse en la Plaza de manera informal, con traje de baño, piscinas inflables, etc. Y yo solo pienso… ¿Acaso estamos celebrando algo? ¿Es que no estamos de duelo? Murieron asesinados entre 15 y 20 venezolanos (oficialmente) desde el 12 de febrero hasta el día de hoy, ¿Por qué esa forma de protesta?.

Me parece que la oposición debe ser coherente en sus luchas y en sus victorias, debe establecer como meta final la transformación de modelo ideológico de este gobierno, y con eso, debe ser el cambio de las personas que se encuentran en el poder.

No es una locura pensarlo, tampoco es un crimen, es una necesidad que se va contagiando de persona en persona, el descontento de una juventud, de una sociedad oprimida, obligada a hacer colas para el supermercado, para la farmacia, para el banco. Que debe agachar la cabeza si quiere que le aprueben algo. Que debe silenciar sus pensamientos y convicciones para intentar salir adelante, con las migajas que da el Gobierno venezolano del ilegítimo Nicolás Maduro.

Hoy, precisamente, en la cadena humana que se realizó en todo el elevado de Delicias, los choferes de bus y carritoporpuesto nos tocaban corneta de forma positiva, asentían con fervor cuando les decía que el 2014 trajo 56,2 % de inflación, y que cerraríamos el año con 70% si no es que más. Que el sueldo ya no vale nada, y de nada sirve tenerlo porque igual no se consigue nada.

Entonces, con todas las cosas que estan pasando en el país, con la represión brutal hacia los estudiantes, hacia el Estado de Táchira (por cierto, G8, SON UNOS VALIENTES) Ud. Lector, ¿considera apropiado una manifestación que involucre algo relacionado con el carnaval? Lamentablemente (¿o positivamente?) yo no. Y he enviado e-mails a las distintas “organizaciones” que puedan controlar eso más que yo, dando propuestas de protestas pacíficas, pero que reflejen el dolor por el cual está pasando el país. No las coloco acá por si a Diosdado se le ocurre poner esto en “con el mazo dando”, saludos a los oficialistas, recuerden que nuestra lucha también es por Ustedes, y sepan que la oposición no es que es dispersa, la oposición es DIVERSA porque todos cabemos.

Con tristeza veo como los GNB han sacado la peor parte del ser humano, salió el instinto animal del que evolucionamos hace miles de años, y ellos, con un odio, con una satisfacción, con un perfil sociópata, que solo puede demostrar lo desajustado y fuera de la realidad que se encuentra el Gobierno venezolano. La peor parte de su ser, lo que más les avergüenza, lo están mostrando ante el mundo, y me hace rectificar cada vez más, que estamos del lado correcto de la historia, y que ustedes, representantes del gobierno, tienen mucho título (comprado), mucha placa (palanqueada), mucha plata (robada), pero poco coco.

En fin, solo quiero recalcar la necesidad, no de un líder, sino de una sociedad más organizada, porque el problema de Venezuela, como dijo JJ Rendón, es de fondo y de años, y no solo de educación, sino de valores familiares, respeto, t o l e r a n c i a.

Les escribo esto mientras tristemente se escucha, desde el sofá de mi casa, un carro con un vallenato a todo volúmen, mientras mi mamá y yo nos vemos las caras, y mientras me pasa por la mente que “las líneas que separan a este país, lejos de borrarse, se han tatuado permanentemente” en el colectivo imaginario del venezolano.


*Perdón por las generalizaciones, no hago alusión personal a alguien en específico con mi crítica. Solo a los del régimen, esos si sé quienes son cada uno. Una cuerda de malandros con corbata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario